diariodeunacomunicadora
Si me enamoré de ti es porque no me gusta lo común. Me gustan los desafíos, me gustan los que suponen un reto mental para mi curiosidad, pero sobre todo muero por aquellos seres que tienen amor propio y no van vengándose del mundo, admiro a aquellos que tienen la paciencia de enseñar, que se detienen y con una sonrisa prestan sus manos y lo mejor de ellos por mejorar el mundo. Si me enamoré de ti fue porque en el fondo tus objetivos se asimilaron a los míos, puede que seamos polos totalmente opuestos, pero en tus ojos vi un hombre con valores, en algunas palabras que dejaste escapar sentí fe y esperanza… No eres perfecto, pero tienes lo que busco, tienes lo que papá y mamá me enseñaron a valorar en otro ser. Por eso sé qué es lo que deseo para mi vida y podría decir que a ti, pero sé que la persona correcta llegará; como verás, tiene la valla alta porque lo que busco no es usual, lo que captura mis sentidos y me aleja de la realidad no es simple ni un trabajo de un día, es una labor que viene –probablemente- desde el hogar. Si me enamoré de ti fue porque mi corazón así lo quiso y, aunque no lo sepas, espero que aquel ser del que me enamoré: no cambie, mejore. Y sí, esto es lo que le digo a los demás de ti.